miércoles, 30 de junio de 2010

Dentro del Mundial: Octavos de final (II). Pocas sorpresas.


Analizamos los cuatro últimos partidos de Octavos de final, en los que no se vieron sorpresas a destacar, se impusieron los favoritos en los cuatro partidos.

Justificar a ambos ladosPAÍSES BAJOS – ESLOVAQUIA (2-1)

No fue ni mucho menos un partido bonito, el rigor táctico eslovaco se mantuvo en todo momento, y aunque un gran gol de Robben al cuarto de hora del comienzo (trallazo tras su típica jugada de regate hacia el interior y posterior disparo) puso a la naranja mecánica por delante, el equipo de Vladimir Weiss no se inmutó y siguió comportándose de la misma forma que hasta ese momento, línea defensiva férrea y presión con ayuda de los hombres de ataque.
En la segunda parte Eslovaquia estiró algo mas sus líneas, pero siguió esperando alguna jugada suelta para lograr el empate, que pudo llegar, el goleador Vittek tuvo en sus botas dos ocasiones clarísimas, pero Stekelenburg las desbarató de forma impecable. Holanda sentenció el partido casi al final, cuando una jugada de contraataque llegó a los pies de Kuyt, que asistió a Sneijder para que el interista fusilara a la red. Ahí se acabó el partido, y el gol eslovaco de penalty solo sirvió para que Vittek siga en lo alto de la tabla de goleadores.

BRASIL – CHILE (3-0)

El partido transcurrió por el camino predecible. Chile dominando sin pegada, Brasil con su esquema de siempre, con Dani Alves en ocasiones de mediocampista dejando la banda solo para Maicon, contraatacando a la mínima opción y con su sólida defensa destacando una vez mas, aplacando las jugadas de Mark González, Suazo y un desaparecido Alexis Sánchez.
Se rompió el partido con un gol de Juan, de formidable cabezazo tras un corner botado por Maicon. Tras esto, apenas le dió tiempo a reaccionar al conjunto de Bielsa, ya que la canarinha estiró su ventaja con rapidez y tras una preciosa jugada de combinación, Kaká habilitó a Luis Fabiano para que se quedase solo ante Bravo y tras regatear al guardameta de la Real Sociedad, pusiera el segundo en el luminoso y llegar así al descanso con una cómoda renta a favor.
Tras la reanudación, poco cambió en el partido, y aun fue peor para Chile a los quince minutos, cuando un jugadón de Ramires dejando atrás a diversos jugadores chilenos, terminó con asistencia a Robinho, el mejor del partido, para batir por tercera vez a Bravo. Chile a la desesperada intentó al menos anotar, o crear peligro, pero solo un lanzamiento de Suazo al travesaño, y otra desbaratada por Julio César, fueron peligro para la verdeamarelha. En definitiva, que Brasil venció sin jogo bonito pero convenciendo, y dejó fuera a una selección chilena que ha gustado mucho en Sudáfrica.

PARAGUAY – JAPÓN (0-0, 5-3 P.P)

El partido mas sorprendente de octavos, con el que nadie podía contar, fue el mas aburrido de la ronda. Ambos equipos salieron con el objetivo de no sufrir defensivamente, y lo lograron, llegando al minuto noventa con el empate a cero en el marcador. Paraguay dominó mas la pelota, mientras que Japón prefería salir a la contra buscando las internadas de Honda o de Hasebe por las bandas. Un disparo lejano al larguero fue la única ocasión clara para los nipones, mientras que Paraguay, trazando ocasiones buenas de gol, no encontró la llave de la victoria. Santa Cruz, Valdez o Barreto tuvieron oportunidades para adelantar a los guaranís, sin éxito alguno.
En la prórroga no sucedió nada, por lo que el partido se decidió en la lotería de los penaltys. Japón erró por medio de Komano, que disparó al larguero, mientras que Paraguay estuvo impecable anotando todos sus lanzamientos. Por lo cual, la albiroja entra por primera vez en los cuartos de final.

ESPAÑA – PORTUGAL (1-0)

¿Qué decir sobre este partido? El duelo ibérico fue como se esperaba en principio, dominio absoluto de la roja en el trato de balón, Portugal defendiendose y buscando el gol con balones largos para Cristiano Ronaldo o Hugo Almeida, buenas subidas de Coentrao por la banda izquierda, pero insuficientes, ya que la defensa española estuvo muy bien colocada. Las únicas ocasiones lusas vinieron a balón parado o de disparo desde fuera del área, ya que apenas se acercaron a los dominios de Iker Casillas. España buscaba combinar con su tan aplaudido tikitaka, pero sin éxito, ya que la zaga portuguesa no dejaba huecos. Sin embargo, Eduardo tuvo que desbaratar varios lanzamientos de España desde lejos, Villa, Torres o Sergio Ramos dispararon con peligro.
No fue hasta la segunda parte, y cuando la entrada de Llorente hizo temblar a los centrales lusos, cuando España desplegó su mejor fútbol. El riojano daba mucho trabajo a ambos, y ya avisó con un cabezazo picado que desvió como pudo el arquero del Sporting de Braga. EL gol llegó mediado el segundo tiempo, jugada colectiva de mucho toque que terminó Villa con un doble remate para anotar el gol que metería en Cuartos a España. Portugal lo intentó en los últimos instantes, pero de ninguna manera pusieron en aprietos al combinado de Del Bosque. Al final, por la mínima, se decidió el duelo peninsular.

1 comentario:

  1. si lo que se esperaba

    yo quizas pensaba que pasaria Japon pero bueno

    ResponderEliminar