domingo, 11 de abril de 2010

El clásico de los fogonazos

El enésimo partido del siglo llegó después de un mes de anuncios en tele, radio y prensa. El clásico de los clásicos, el partido en el que se iba a decidir la liga, los dos mejores equipos del mundo y del universo que nos iban a brindar espectáculo y buen juego. Sinceramente, yo no vi nada de eso. Para mi gusto, el juego fue bastante ramplón, la probatura de Guardiola con Alves de extremo no le convenció ni a él, Pellegrini y sus chicos estaban más preocupados por no encajar otro 2-6 que de intentar ganar la liga, Cristiano estuvo desaparecido y desesperado a partes iguales, Higuaín sólo lo primero. Vamos, un partido del siglo que no llego ni a partido del año.

El clásico se decidió en unos pocos fogonazos. Fogonazos de los de siempre: Xavi, que hizo de titiritero con el centro del campo blanco, tocó el balón con suma facilidad y guió a los suyos a la victoria con dos pases de gol; Messi, que le bastó un buen pase del de Terrassa para marcar y desesperar a Albiol y a Iker en la misma jugada; Pedrito, al que ya se le queda pequeño el apelativo y soy de los que piensa que se le debe empezar a conocer como Don Pedro, porque siempre aparece en las grandes citas y ayer no podía faltar; Piqué, que no hizo otra cosa que demostrar que es uno de los mejores centrales del mundo y secó por completo a Cristiano Ronaldo; y, por último, Víctor Valdés, que apagó el pequeño fuego que quiso iniciar Van der Vaart en la ocasión más clara del Real Madrid y luego no falló en las que tuvo que parar, demostrando que está preparado para ir con la roja y que se merece con creces estar en Sudáfrica entre los veintitrés de Del Bosque.

En cuanto al Real Madrid, lo ya mencionado: CR9 no pudo hacer nada y se le vio impotente durante casi todo el encuentro, Higuaín ni apareció, Ramos desesperado, Xabi tres cuartos de lo mismo... al único que destacaría sería a Casillas, que fue el único capaz de hacer que el marcador de la Castellana ayer no reflejase otro resultado de los de recordar, ya que sacó a córner un par de ocasiones muy claras. Parece que el encuentro de ayer ha sido el detonante para que Pellegrini deje de ser el entrenador merengue el año que viene, la separación entre el chileno y la grada es más que evidente y, por mucho que los números en liga le amparen, ni los resultados ni el juego creo que sean del agrado del Ser Superior, Florentino Pérez. En mi humilde opinión, como "humilde aficionado" que soy, creo que sería un error romper el ciclo de un técnico que era el llamado para devolver al Madrid al puesto que le corresponde por historia y desbancar al todopoderoso Barça. Los mimbres están, falta apuntalar el equipo de cara al año que viene y, con un poco de paciencia, los resultados y por ende los títulos llegarán.

Tampoco creo que esto de la liga esté resuelto y que los culés puedan salir ya a celebrarlo a Canaletas. Quedan siete partidos y no creo que ninguno de los dos saque los veintiún puntos que quedan, así que si el Real Madrid es capaz de ser más regular que el Barcelona conseguirá llevar el título a la Cibeles. Además, todavía hay muchos equipos que tienen que jugar contra los dos que se están jugando mucho, bien sea el descenso o bien sea entrar en el tren europeo de cara a la temporada que viene. Así que, está claro que los de Pep parten con algo de ventaja en el tramo final de la liga, pero ni mucho menos pueden vender la piel del oso antes de cazarlo, porque los blancos nos tienen acostumbrados a grandes remontadas a final de año. SUERTE A AMBOS.

3 comentarios:

  1. Se ha escrito y hablado ya tanto....que es dificil ser original. Tan sólo fue el primer homenaje a Raul.

    Futbólogos

    ResponderEliminar
  2. Para mi gusto la defensa del Madrid fue la mayor damnificada por el partido. No vigilaron el juego a sus espaldas y por ahí se creó todo el peligro del Barcelona. Un saludo.
    http://deparadinha.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. hola amigo! me hice seguidor de tu blog! me gustaria que te hagas del mio! un abrazo!

    Tremendamente Motivados

    ResponderEliminar